El diseño entra en el packaging farmacéutico

Aunque acabemos de regresar de unos días para poder desconectar, en este blog nos gusta tanto el diseño y nuestra profesión que los hemos utilizado para seguir inspirándonos y buscar casos llamativo y/o destacables en lo que rodea a este mundo. Y en esta búsqueda, para nuestra sorpresa, hemos terminado visitando el mundo farmacéutico. Tranquilos, que no vamos a discutir sobre vacunas…

En un mundo en que el diseño y la creatividad se reducen a los carteles de promoción, muchos hemos vivido al pisar una farmacia la escena de ver a una persona mayor preguntándole al farmacéutico o farmacéutica si las pastillas que le ha dado son las que toma siempre, ya que el envase no es el mismo. Teniendo eso en mente, la marca Betr ha apostado por un packaging para sus productos con una imagen moderna y funcional, donde cada envase dice exactamente para lo que sirve y muestra una imagen de las pastillas. Puede parecer simple, pero en este mundo resulta precisamente novedoso.

Los tipos de medicamentos se clasifican por color, distinguiéndose para la alergia, el dolor y el sueño en verde, amarillo y morado, respectivamente, viendo rápidamente en su packaging toda la información importante, incluida una imagen de la píldora. Estos colores pasteles crean una imagen positiva donde la tipografía brilla con fuentes orgánicas y redondeadas, inspirando una familiaridad cómoda que refuerza la credibilidad de la marca. Y para rematarlo todo, el logotipo es principalmente una marca denominativa con un detalle adicional que convierte la B en un corazón. Por no hablar que el nombre de la marca se pronuncia igual que better (mejor). Aquí dejamos algunas muestras del diseño que han integrado para su marca.






Para rematar la percepción positiva del consumidor hacia la marca, por cada medicamento vendido Betr se compromete a destinar parte de sus beneficios a ayudar a los estadounidenses que lo necesitan, dándoles acceso a los medicamentos necesarios (según la marca, 50 millones de personas en los EE. UU. no pueden pagar el acceso a los medicamentos recetados que necesitan).

¿Será éste el comienzo de una nueva época en la industria farmacéutica? Veremos…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *