Omega lanza el anuncio más bello para Tokio 2020

En un verano que sigue marcado por la pandemia, mañana se inauguran los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, un evento que, al igual que ocurrió con la Euro 2020, se aplazó el año pasado. Sin embargo la situación actual mundial, el rechazo por parte de la población japonesa a que se realicen estos juegos y la decisión del COI de realizarlos sin público (o la amenaza de cancelación de última hora) están desluciendo un evento que reúne cada 4 años tanto a amantes del deporte como a los no seguidores.

Si nos centramos en la parte de marketing, esta situación está provocando que muchas marcas limiten sus presupuestos de publicidad para este evento. La amenaza del bajo retorno de la inversión, el desafío de promocionar un espectáculo rechazado por los espectadores locales (y la connotación negativa que puede asociarse con las marcas), así como la amenaza de cancelación de última hora han pesado mucho en los distintos departamentos de marketing. El último paso lo ha dado Toyota, que ha decidido no emitir anuncios de televisión relacionados con los Juegos y cuyo consejero delegado, Akio Toyoda, no asistirá a la ceremonia de apertura, a pesar de ser patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sin embargo, el protagonista del artículo de hoy es Omega, la famosa marca de relojes, patrocinadora oficial y encargada de medir el tiempo en las distintas pruebas desde 1932, que nos ha dejado con Omega Meets Japan uno de los anuncios más bellos que hemos visto en mucho tiempo, teniendo en cuenta que estamos hablando de un sector diferente al turismo. Pero antes de hablar de él, vamos a verlo…

Con una estética que nos recuerda mucho al You can´t stop us de Nike, su montaje a pantalla partida de elementos que complementan los deportes con paisajes, eventos culturales, o momentos zen, sus bellas imágenes sirven tanto de homenaje a los atletas que competirán en el evento como al país del Sol Naciente. Y todas estas imágenes complementadas con Dreams, tema de la banda norteamericana Imagine Dragons.

No en vano, la apuesta de Omega para estos Juegos Olímpicos es bastante grande. La marca aportará 400 toneladas de equipamientos, 530 cronometradores, 900 voluntarios, 350 marcadores para cada deporte y 85 para el público y 200 kilómetros de cables y fibra óptica. Además, la firma dará continuidad a una era de medición de datos en tiempo real con nuevas tecnologías de detección de movimiento y posicionamiento que recopilarán una amplia gama de datos en tiempo real y redefinirán la comprensión del deporte. De esta forma mostrará exactamente cómo un atleta ha logrado su tiempo y resultado finales, permitiendo que los deportistas y sus entrenadores sepan dónde han ganado o perdido oportunidades, que los espectadores conozcan mejor el deporte que están viendo, y que los comentaristas y analistas dispongan de mucho más contenido para su narración.

Habrá que ver ahora durante las 3 semanas que dura este evento cómo evoluciona todo, tanto desde el punto de vista deportivo, como en la parte marketiniana

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] y como comentamos la semana pasada, se están disputando los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y, a falta de poder disfrutarlos […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *